Terminaciones Efectoras





Inervación del músculo esquelético:

El músculo esquelético está inervado por uno o más nervios. En las extremidades, la cabeza y el cuello la inervación habitualmente es única pero en los grandes músculos de la pared abdominal es múltiple porque estos músculos han conservado su inervación segmentaria embrionaria.

La inervación y la irrigación de un músculo adoptan una configuración más o menos constante denominada hilio neuromuscular. El nervio para un músculo contiene fibras motoras y sensitivas. Las fibras motoras son de tres tipos: (1) fibras mielínicas alfa grandes, (2) fibras mielínicas gamma pequeñas y (3) fibras C amielínicas finas. Los grandes axones mielínicos de las células alfa de las astas anteriores inervan las fibras extrafusales que forman la masa principal del músculo. Las pequeñas fibras mielínicas gamma inervan las fibras intrafusales de los husos neuromusculares. Las finas fibras amielínicas son eferentes autónomos posganglionares que inervan el músculo liso de las paredes de los vasos sanguíneos.

Las fibras sensitivas son de tres tipos principales: (1) las fibras mielínicas, que se originan en las terminaciones anuloespirales y en ramillete en los husos neuromusculares, (2) las fibras mielínicas, que se originan en los husos neurotendinosos, y (3) las fibras mielínicas y amielínicas, que se originan en distintas terminaciones sensitivas en el tejido conectivo del músculo.



Comparte esta nota:
Notas Relacionadas:

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario