PRINCIPALES DIVISIONES DEL SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO





Nervios craneales y espinales

 

Los nervios craneales y espinales están formados por haces de fibras nerviosas sostenidas por tejido conectivo.

Existen 12 pares de nervios craneales  que salen del encéfalo y pasan a través de forámenes en el cráneo y 31 pares de nervios espinales que salen de la médula espinal y pasan a través de los forámenes intervertebrales en la columna vertebral. Los nervios espinales se denominan de acuerdo con las regiones de la columna vertebral con las cuales se asocian: 8 cervicales, 12 torácicos, 5 lumbares, 5 sacros y 1 coccígeo. Obsérvese que hay 8 nervios cervicales y sólo 7 vértebras cervicales, y que hay 1 nervio coccígeo y 4 vértebras coccígeas.

Cada nervio espinal se conecta con la médula espinal por medio de dos raíces: la raíz anterior y la raíz posterior. La raíz anterior consiste en haces de fibras nerviosas que llevan impulsos desde el sistema nervioso central. Estas fibras nerviosas se denominan fibras eferentes. Las fibras eferentes que se dirigen hacia los músculos esqueléticos y causan su contracción se denominan fibras motoras. Sus células de origen se encuentran en el asta gris anterior de la médula espinal.

Vista posterior de la medula espinal

Orígenes de las raíces de los nervios espinales

La raíz posterior consiste en haces de fibras nerviosas, denominadas fibras aferentes, que llevan impulsos nerviosos hacia el sistema nervioso central. Dado que estas fibras se vinculan con la transmisión de información acerca de las sensaciones de tacto, dolor, temperatura y vibración, se denominan fibras sensitivas. Los cuerpos celulares de estas fibras nerviosas se encuentran situados en un engrosamiento de la raíz posterior denominado ganglio de la raíz posterior.

Las raíces de los nervios espinales se dirigen desde la médula espinal hasta el nivel de sus forámenes intervertebrales respectivos, donde se unen para formar un nervio espinal. Aquí las fibras motoras y sensitivas se entremezclan de modo que un nervio espinal está formado por fibras motoras y fibras sensitivas.

Debido a que durante el desarrollo el crecimiento longitudinal de la columna vertebral es desproporcionado en comparación con el de la médula espinal, la longitud de las raíces aumenta progresivamente desde arriba hacia abajo. En la región cervical superior las raíces de los nervios espinales son cortas y discurren casi horizontalmente pero las de los nervios lumbares y sacros por debajo del nivel de terminación de la médula (límite inferior de la primera vértebra lumbar en el adulto) forman una correa vertical de nervios alrededor del filum terminal. En conjunto estas raíces nerviosas inferiores se denominan cola de caballo.

Después de emerger del foramen intervertebral cada nervio espinal se divide inmediatamente en un ramo anterior grande y un ramo posterior más pequeño, cada uno de los cuales contiene fibras motoras y sensitivas. El ramo posterior se dirige hacia atrás alrededor de la columna vertebral para inervar los músculos y la piel del dorso. El ramo anterior continúa hacia adelante para inervar los músculos y la piel de la pared anterolateral del cuerpo y todos los músculos y la piel de los miembros.

Los ramos anteriores se unen en la raíz de los miembros para formar complicados plexos nerviosos. Los plexos cervical y braquial se hallan en la raíz de los miembros superiores y los plexos lumbar y sacro se encuentran en la raíz de los miembros inferiores.



Comparte esta nota:
Notas Relacionadas:

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario