Plexos nerviosos periféricos





Los nervios periféricos están compuestos por haces de fibras nerviosas. En su recorrido estos nervios a veces se dividen en ramos que se conectan con nervios periféricos vecinos. Si esto ocurre con frecuencia se forma una red de nervios denominada plexo nervioso. Debe destacarse que la formación de un plexo nervioso permite que las fibras nerviosas individuales pasen de un nervio periférico a otro y en la mayoría de los casos las fibras nerviosas no se ramifican. Por ende, un plexo permite una redistribución de las fibras nerviosas dentro de los diferentes nervios periféricos.

En la raíz de los miembros los ramos anteriores de los nervios espinales forman plexos complicados. Los plexos cervical y braquial se ubican en las raíces de los miembros superiores y los plexos lumbar y sacro están en la raíz de los miembros inferiores. Esto permite que las fibras nerviosas derivadas de distintos segmentos de la médula espinal se organicen y se distribuyan de manera eficiente en distintos troncos nerviosos para las diversas partes de los miembros superiores e inferiores.

Cuando los nervios cutáneos se aproximan a su destino final por lo común forman plexos finos que también permiten una reorganización de las fibras nerviosas antes de que alcancen sus terminaciones sensitivas finales. El sistema nervioso autónomo también posee numerosos plexos nerviosos que consisten en fibras nerviosas preganglionares y posganglionares y ganglios.



Comparte esta nota:
Notas Relacionadas:

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario