Lesiones encefálicas





Las lesiones encefálicas se producen por el desplazamiento y la distorsión de los tejidos neuronales en el momento del impacto. El encéfalo, que no es compresible, puede compararse con un tronco empapado que flota sumergido en el agua. El encéfalo flota en el líquido cefalorraquídeo en el espacio subaracnoideo y es capaz de cierto nivel de movimiento deslizante en sentidos anteroposterior y lateral. El movimiento anteroposterior está limitado por la inserción de las venas cerebrales superiores en el seno sagital superior. El desplazamiento lateral del encéfalo está limitado por la hoz del cerebro. La tienda del cerebelo y la hoz del cerebelo también limitan el desplazamiento del encéfalo.

De estos hechos anatómicos se deduce que los golpes en la parte anterior o posterior de la cabeza conducen al desplazamiento del encéfalo, lo cual puede producir daño cerebral grave, estiramiento y distorsión del tronco encefálico e incluso desgarro de las comisuras del encéfalo. Los golpes en un costado de la cabeza producen menos desplazamiento cerebral y en consecuencia las lesiones suelen ser menos graves. Sin embargo, cabe destacar que la hoz del cerebro es una estructura firme y puede producir un daño considerable del tejido encefálico en los casos de golpes fuertes en un lado de la cabeza. Además, es importante recordar que los golpes en dirección oblicua pueden causar una rotación considerable del encéfalo, con fuerzas de cizallamiento y distorsión, en particular en áreas donde las prominencias óseas en las fosas craneales anterior y media impiden una rotación mayor. Es muy probable que se produzca laceraciones encefálicas cuando el encéfalo es desplazado bruscamente contra los bordes agudos de un hueso dentro del cráneo, las alas menores del esfenoides, por ejemplo.

Cuando el encéfalo recibe un impulso súbito dentro del cráneo, la parte de el que se aleja de la pared craneal esta sometida a una presión menor por que el liquido cefalorraquídeo no ha tenido tiempo de acomodarse al movimiento del encéfalo. Esto produce un efecto de succión sobre la superficie encefálica, con ruptura de los vasos sanguíneos superficiales.

Un golpe fuerte y brusco en la cabeza, como en un accidente automovilístico, puede producir lesión del encéfalo en dos sitios: (1) en el punto del impacto y (2) en el polo del encéfalo opuesto al punto del impacto, donde el encéfalo es empujado contra la pared del cráneo. Esto se denomina lesión por contragolpe.

mecanismos de una lesion cerebral

Mecanismos de una lesión cerebral



Comparte esta nota:
Notas Relacionadas:

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario