Distribución y destino de los neurotransmisores





La distribución de los neurotransmisores varía en las diferentes partes del sistema nervioso. La acetilcolina, por ejemplo, se halla en la unión neuromuscular, en los ganglios autónomos y en las terminaciones nerviosas parasimpáticas. En el sistema nervioso central las neuronas motoras colaterales a las células de Renshaw son colinérgicas. En el hipocampo, las vías reticulares ascendentes y las fibras aferentes para los sistemas visual y auditivo, los neurotransmisores también son colinérgicos.

La noradrenalina se encuentra en las terminaciones nerviosas simpáticas. En el sistema nervioso central se halla en altas concentraciones en el hipotálamo. La dopamina se encuentra en concentraciones elevadas en diferentes partes del sistema nervioso central, por ejemplo, en los ganglios (núcleos) basales.

El efecto producido por un neurotransmisor es limitado por su destrucción o reabsorción. Por ejemplo, en el caso de la acetilcolina, el efecto es acotado por la destrucción del transmisor en la hendidura sináptica por la enzima acetilcolinesterasa (AChE). En cambio, con las catecolaminas el efecto es limitado por el retorno del transmisor a la terminación nerviosa presináptica.

Neuromoduladores en las sinapsis químicas

Cabe destacar que en muchas sinapsis ciertas sustancias distintas de los principales neurotransmisores atraviesan la membrana presináptica hacia la hendidura sináptica. Estas sustancias, denominadas neuromoduladores, son capaces de modular y modificar la actividad de la neurona postsináptica.

Acción de los neuromoduladores

Los neuromoduladores pueden coexistir con el neurotransmisor principal en una sinapsis única. Por lo general, pero no siempre, los neuromoduladores se encuentran en vesículas presinápticas separadas. Al ser liberados en la hendidura sináptica los principales neurotransmisores ejercen un efecto breve y rápido sobre la membrana postsináptica, mientras que la liberación de los neuromoduladores en la hendidura no tiene un efecto directo sobre esa membrana. En lugar de ello los neuromoduladores aumentan, prolongan, inhiben o limitan el efecto del neurotransmisor principal sobre la membrana postsináptica. Los neuromoduladores actúan a través de un sistema de segundos mensajeros, por lo común a través de un transductor molecular, una proteína G, y alteran la respuesta del receptor al neurotransmisor. En un área dada del sistema nervioso diversas neuronas aferentes pueden liberar varios neuromoduladores distintos que son captados por la neurona postsináptica. Esta disposición puede conducir a una amplia variedad de respuestas según los impulsos de las neuronas aferentes.



Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario