ASTROCITOS





Los astrocitos tienen cuerpos celulares pequeños con prolongaciones que se ramifican y se extienden en todas direcciones. Existen dos tipos de astrocitos: los fibrosos y los protoplasmáticos.

Los astrocitos fibrosos se hallan principalmente en la sustancia blanca, donde sus prolongaciones pasan entre las fibras nerviosas. Cada prolongación es larga, delgada, lisa y no muy ramificada. Los cuerpos celulares y las prolongaciones contienen muchos filamentos en el citoplasma.

Los astrocitos protoplasmáticos se encuentran sobre todo en la sustancia gris, donde sus prolongaciones pasan entre los cuerpos de las células nerviosas. Las prolongaciones son más cortas, más gruesas y más ramificadas que las del astrocito fibroso. El citoplasma de estas células contiene menos filamentos que el del astrocito fibroso.

Muchas de las prolongaciones de los astrocitos terminan en expansiones sobre los vasos sanguíneos (pies perivasculares), donde cubren casi por completo la superficie externa de los capilares. Hay gran número de prolongaciones astrocíticas entrelazadas sobre las superficies interna y externa del sistema nervioso central, donde constituyen las membranas limitantes gliales interna y externa. Así, la membrana limitante glial externa se encuentra por debajo de la piamadre y la membrana limitante glial interna se ubica por debajo del epéndimo, que reviste los ventrículos del encéfalo y el conducto central de la médula espinal.

También hay un gran número de prolongaciones astrocíticas alrededor del segmento inicial de la mayoría de los axones y en los segmentos desnudos de los axones en los nodos de Ranvier. En muchos sitios las . terminaciones axónicas están separadas de otras células nerviosas y sus prolongaciones por una envoltura de prolongaciones astrocíticas.



Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario